viernes, 29 de mayo de 2009

CARDENAL CAÑIZARES: QUE DIOS LO PERDONE, YO NO


Estimados amigos aun me duele el alma y siento rabia por lo que ha dicho el cardenal Cañizares.

Que lo perdone su Dios, pero quienes tenemos la mente sana y la moral limpia consideramos imperdonable que un cardenal, nada menos que el Prefecto de la Congregación por el Culto Divino y la Disciplina de los Sacramentos, crea y afirme que “abusar de menores no es comparable al aborto”.

El cardenal responsable de mantener “limpio” el dogma de su iglesia en España confunde PEDAGOGÍA CRISTIANA con PEDOFILIA CATÓLICA. Imperdonable. Sólo quien se siente cómplice o co-partícipe de las atrocidades cometidas en Irlanda donde se denunciaron que más de 2.000 menores sufrieron abuso físico y sexual en los centros católicos. 2.000 niños y niñas que se atrevieron a denunciar su calvario ante la Comisión de Investigación sobre el Abuso Infantil, sumemos aquellos que, por lo que sea, no fueron capaces de decirlo.

Fueron casos de abusos sexuales a menores, cometidos contra su voluntad, que afectan de una manera terrible a los niños para toda la vida. Violaciones puras y duras practicadas por católicos confesos, practicantes, miembros de una red de instituciones de la Iglesia Católica. Esto es lo que defiende este cardenal. Queda claro, los abusos, las violaciones, los malos tratos a menores las comenten sus colegas. El aborto, mujeres. Sí, mujeres, que por fuerza mayor, por necesidad o por responsabilidad hacen uso de un derecho.

Ellos, sus colegas de sotana, pueden levantársela y cometer un delito. No es comparable. Claro que no, pero por una razón diametralmente opuesta a la que expone este cardenal al cual, seguramente, el diablo debe estar esperando, frotándose las manos, si aplicamos la doctrina católica que predican pero no cumplen. Cañizares, valenciano nacido, crecido, educado en la más rancia ultraderecha opina que es justificable un delito, pero no es aceptable un derecho. Claro, un derecho de la mujer, es una cosa y un delito de los amigos que se suben al altar hostia en mano es otra.

En algo tiene razón, Zapatero, los socialistas y muchos y muchas personas sanas, sean católicas, cristianas, ateas o de cualquier credo o religión, queremos “llevar a cabo un cambio social y cultural muy grande, hacer una sociedad y una cultura totalmente nuevas”.

O usted piensa, estimado ministro de Dios –se me eriza la piel de repugnancia al recordar su supuesta responsabilidad moral católica-, que vamos a aceptar su intolerable pensamiento. Un pensamiento, presten atención, amigos y amigas, que ha sido defendido por el “monaguillo” Jaime Mayor Oreja, cabeza de lista del PP para las elecciones del domingo 7. Queda claro que son todos de la misma familia. La gran familia de la derecha de este país, cuyos pensamientos y acciones no sé si tienen perdón de su Dios, pero, reitero, no tiene el mío y ni el de las personas no contaminadas por el catolicismo ultramontano, la derecha conservadora, la ultra derecha que sobrevive en la FAES, usina del pensamiento del PP, de la cual Oreja Mayor es patrono, en las estructuras partidarias de doble moral del PP y, para desgracia de muchos católicos y buenos ciudadanos, en los púlpitos y altares de muchas iglesias de las cuales este cardenal es responsable de su disciplina y culto divino.

Que su Dios se apiade de su alma y la de sus colegas con o sin sotana, que por mí, merecido tienen el infierno.

!Estoy indignada!
Un saludo
Gloria Calero portavoz del grupo socialista del Ayuntamiento de Sagunto

7 comentarios:

María Pencas dijo...

la ultra derecha que sobrevive en la FAES, usina del pensamiento del PP, de la cual Oreja Mayor es patrono, en las estructuras partidarias de doble moral del PP y, para desgracia de muchos católicos y buenos ciudadanos, en los púlpitos y altares de muchas iglesias de las cuales este cardenal es responsable de su disciplina y culto divino.
dice usted Gloria, la cito porque
opino lo mismo.
Saludos María Pencas

fco.javier perez dijo...

Hola Gloria,es una pena que tengamos la iglesia que tenemos y la derecha que padecemos.Y lo mas grave es,que no les da verguenza,por que en realidad no creen en la fé que tanto dibulgan,solo creen en el poder terrenal,solo se dan golpes en el pecho,pero son unos golfos,se defienden unos a otros,cuestionan el pecado con"y tu mas",no hacen actos de contricción,que ellos tanto pregonan.Ahora el resposable del PP,defiende a unos "chorizos",despues dira "donde dijo digo,ahora digo Diego".Ahora mas que nunca,en la izquierda,debemos ser solidarios y defender a los debiles y a los que padecen,ellos solo van a procesiones y romerias,adoran a virgenes y santos,pero sobre todo adoran el dinero.Una pena de Iglesia y de derecha.Un beso.

Carlos Paez Mont dijo...

Hace muchos siglos que la Iglesia
vive a espaldas de la ciencia.
Consideran que los preservativos
propagan el Sida.
Consideran que un embrión de dos
meses es ub ser humano.
Son los mismos que querian mandar
a Galileo a la hoguera.
Los mismos que han perseguido
a los cientificos que quieren
ayudar a la humanidad.
esta iglesia inculta, esta iglesia
que se niega a los avances cientificos, no ama a los niños,
son además de todo
frecuentes pederastas.
Saludos.
Carlos Paez Mont

Manuel Quintana Hernandez dijo...

Yo creo en la tecnología como medio de comunicación, pero no necesariamente debe sustituir el abrazo, el apretón de manos, el beso la transmisión de sentimientos esto no será nunca sustituido por el más sofisticado sistema tecnológico que se cree.

Gloria no se olvide que hoy las batallas se libran en Internet.
Obama lo sabe.
Y usted, supongo, que también.
No sustituye a los abrazos.
Pero llega a gente que no está
al alcance del abrazo.
La tecnología se puede usar bien
o mal.
Usted la usa para hacer el bien,
y eso marca un camino.
Saludos.Y un abrazo virtual pero
muy cálido.
Manuel Quintana Hernandez

Quique Muiño dijo...

Comparto su indignación.
Me indigna que un sector de la sociedad española no pueda salir
de ese catolicismo de ultra derecha.
Saludos y fuerza.
Quique Muiño

Gloria Calero dijo...

Estimados amigos:

Por mi edad, como ya saben, crecí en una saciedad donde la Iglesia tenia un peso muy importante, aunque como ya he dicho en mi familia se respiraba un aire de libertad y respeto que no viviré lo suficiente para poder agradecerlo.
Conforme fui creciendo me di cuenta de cuanta hipocresía hay en esta Institución.
¿Cuántos sacerdotes han sido apartados por denunciar sufrimientos de personas?,
¿Cuántos han sido apartados por ayudar a personas que lo necesitaban? ¿Cuántos por denunciar a las estructuras de poder de la Iglesia por estar mas cerca de los poderosos que de los que sufren necesidades, abusos y extorsiones? Muchos buenos hombres han sido apartados por ser molestos con la estructura de poder.
¡Cuánto podían haber ayudado y no lo han hecho!
Cuantas mujeres han sentido la soledad cuando les han pedido ayuda ante los malos tratos y bajezas de todo tipo que estaban sufriendo. “Hija mía aguanta, no hagas nada que le enfade, Dios te ha puesto esta prueba” esa era y me atrevo a decir que sigue siendo la respuesta a mujeres que ateridas de dolor y sufrimiento van a pedirles ayuda, ante cualquier sufrimiento siempre hay una prueba de Dios, yo me niego a pensar que si de verdad hay un Dios sea tan malvado y que mande pruebas tan atroces.
Lo justifican con pruebas para seguir manteniendo las estructuras de poder y opulencia que tienen montada.
Que diferente hubiera sido para la sociedad que una Institución tan poderosa se hubiera puesto al frente para denunciar los abusos y crímenes del franquismo y no ir bajo palio con el, al frente con las mujeres denunciando a quien las oprime, al frente para defender de verdad a los niños y niñas y no consentir y disculpar a quien abusa de ellos, al frente de la lucha contra el hambre.
En fin al frente para reivindicar derechos sociales y denunciar sufrimientos y no seguir manteniendo esta estructura de mentira que tienen.

Un saludo
Gloria Calero

Gloria Calero dijo...

Estimado Manuel:
Gracias por su comentario y su calido abrazo, estoy de acuerdo con usted.
Un beso.
Gloria Calero